15 de febrero de 2010

¡Qué poco faltó!




SENIOR FEM.
ALBA INFORMÁTICA C.B.UTRERA 66 - C.B.PORTUENSE CENTRO INGLÉS 61

…¡¡Cago en la má!!… No faltó nada. Se tuvo ahí, en la palma de la mano, pero se escapó al final. Las chicas seniors volvieron a vencer, la cuarta vez consecutiva, pero la temporada regular terminó y el equipo al final se quedó fuera de la fase de ascenso por 6 puntos. Tenía que ganar de 11 puntos al CB Portuense, pero al final sólo fueron 5, 66-61.





El Pabellón Municipal estaba lleno. Después del nefasto inicio liguero del equipo de Julián del Hoyo, las tres victorias consecutivas anteriores hacían que el equipo llegase lanzado a la última jornada con la posibilidad de clasificarse para la lucha por el ascenso, y la afición no falló. Sin embargo, la tensión agarrotó al inicio a nuestras jugadoras, que perdieron el primer asalto por 9-20 víctimas del desacierto en los tiros a canasta y las continuas pérdidas de balón. Pintaban bastos.


Pero en el segundo cuarto todo cambió. Las chicas se serenaron y empezaron a desarrollar su juego, basado en el potente juego interior y la dureza defensiva. Las portuenses sólo anotaban de tiros libres y eran incapaces de aguantar, ahora sí, el ritmo impuesto por las nuestras. Resultado: parcial de 20-6 y ventaja al descanso de 3 puntos, 29-26. El objetivo era posible.



El tercer cuarto comenzó igual, con las nuestras anotando con facilidad, tanto, que a los cinco minutos se consiguió la mayor ventaja del encuentro, 10 puntos, a uno del objetivo, 41-31. Pero éste fue el inicio del fin. A partir de entonces el nivel físico de las jugadoras utreranas bajó alarmantemente y, aunque las visitantes sólo eran capaces de anotar en contraataques, las nuestras eran incapaces de despegarse en el marcador. 42-34 y las opciones aún intactas, eso sí.



Llegó el acto final. Y el Alba Informática no fue capaz de anotar en los primeros cinco minutos del cuarto. La diferencia bajó sensiblemente e incluso, las portuenses se llegaron a poner por delante en el marcador. Ya casi al final del partido, un nuevo acto de fe de nuestras chicas pusieron al equipo por delante, pero ni el tiempo ni las fuerzas daban para llegar a los 11 puntos de ventaja necesarios para la clasificación. Del Hoyo dio con la solución para intentar el milagro: forzar la prórroga y jugar otros cinco minutos. El equipo rival cayó en la trampa y empataron el partido gracias a la intencionada desidia final de las utreranas (55-55).



Ahora sí. Cinco minutos que podían valer toda una temporada. La grada rugía y ello hizo que nuestras chicas sacaran fuerzas de dónde no tenían y en apenas dos minutos consiguieron una ventaja de 8 puntos. El objetivo estaba sólo a un triple. Pero a estas alturas el equipo visitante ya sabía que una derrota por menos de esa diferencia le valía para clasificarse y empezó a jugar con el reloj. Los ataques duraban una eternidad y el crono volaba; ahora no iban a caer en la trampa de una nueva prórroga, ya que les valía la derrota por menos de 11. Las nuestras lo intentaron hasta el final, pero fue en vano, y la victoria llegó, sí, pero fue insuficiente (66-61).



Por tanto, la temporada regular finalizó para el senior femenino del Alba Informática con un sabor agridulce, pues sólo al final del campeonato el equipo fue capaz de demostrar la valía que se le presuponía al principio y, al final, el nefasto inicio de la temporada acabó siendo una losa demasiado pesada. Ahora lucharán por la quinta plaza en la fase de consolación. Veremos qué pasa.