26 de marzo de 2010

Riesgo de salud pública en el Pabellón Municipal

Suena serio ¿verdad?... pues sí, lo es.

Hace apenas dos años saltó a la prensa una noticia que a todos puso sobre alerta, cuyo eco ya suena lejano. Así, por ejemplo, ABC titulaba:

Beijing garantizará la salud pública durante las Olimpiadas, y añadía en la noticia "...como es lógico, la prevención y el control de las enfermedades son acciones reservadas para circunstancias especiales. Lo realmente fundamental es fomentar hábitos saludables entre la población, ya que de este modo se reducen las probabilidades de que se produzcan incidentes sanitarios. A modo de ejemplo, Jin Dapeng anunció que el Gobierno municipal realizará campañas para corregir ciertas costumbres de los beijineses que pueden resultar perjudiciales para la salud pública, como la de escupir en el suelo... Esta costumbre es un problema que afecta no solo a la higiene personal, sino al entorno público. De ahí que en nuestra campaña 'Por el civismo y las buenas costumbres en las Olimpiadas', procuremos, entre otras cosas, concienciar a los ciudadanos sobre la conveniencia de no escupir en el suelo".

Pues sí, en efecto, este es el desagradable problema de salud pública con el que se encuentran nuestros jugadores de 7 a 11 años, cada jueves a las 17,30 horas cuando acceden a las instalaciones del pabellón cubierto, tras pasar por él un grupo de deportistas con un sorprendente desprecio por las más básicas normas de convivencia.


Por si alguien se ha perdido, lo dejamos más claro aún:

Los escupidores tocan el balón con el pie, a excepción del portero que suele ponerse guantes, con lo cual los únicos que se llenan las manos de su saliva son nuestros pequeños que botan con las manos...   Se ha pedido por favor a los escupidores y a su monitor que dejaran de escupir en numerosas ocasiones, y a nuestros representantes municipales que mediaran en un hecho tan serio, sin ningún éxito. Claro, se entiende que los que se ensucian son otros, con lo que no tengo de qué preocuparme; que se las avíen... es lógico ¿no?

Para terminar adjuntamos un documento muy ilustrativo, de un conocido médico, que reflexiona sobre por qué escupen algunos deportistas. Esperemos que cambie esto ya.

http://www.jano.es/jano/blogs/ramon/sanchez/ocana/sialorrea/futbolistas/_f-82+iditem-547