5 de julio de 2014

Las minis ganaron también el partido de ayer para definir su puesto final

C.B.LINARES 44- ALBA INFROMÁTICA CB UTRERA 71

Tras las emociones vividas ayer, donde probablemente se desplegó, como hoy hemos escuchado en la grada, por otras aficiones, la mejor defensa del Campeonato, hoy tocaba ratificar.

Es cierto que el sistema de competición nos ha privado de luchar por el título por una canasta. Pero también es cierto que en el Pabellón Sanluqueño, las nuestras han generado expectación, como lo prueba la cantidad de aficionados no utreranos que acudieron a animar a Utrera.

El C.B.Linares, a priori y por la altura de sus jugadoras, complicado, como así fue, aunque el resultado final parezca cómodo, nos hicieron sudar cada balón, cada punto y cada rebote. Los parciales fueron favorables a las leoncitas utreranas prácticamente desde el primer cuarto que concluyó 12 a 4. No había oportunidad para confianzas ni dudas.

Sabemos por el reglamento que solo pueden jugar cinco en cada cuarto, pero en la pista parecía que Utrera multiplicaba milagrosamente sus menudas jugadoras. Y no es exagerado decir que hay que estar viéndolo para creerlo. Imposible que el cansancio no aparezca: y si apareció, lo escondieron perfectamente: 23 a 11 al final del segundo cuarto.

Nuestras Ana, Carmen, Elisa, Cecilia, Cristina, Maribel, Marta, Noelia, Belén y la lesionada Alicia, estaban funcionando con COMPROMISO, TRABAJO Y ESFUERZO. Adaptándose a lo que el juego pedía, y nos iba a pedir mucho: tercera falta de Ana, antes del descanso, cuarta de Cecilia: lujos no permitidos por la lesión de Alicia. Final al descanso: 31-16.

Al inicio del cuarto período alguien dijo que veía cansancio tras dos canastas de Linares. Reacción utrerana a fuerza de lucha y coraje en cada balón: 47 a 26. En el quinto período, caras concentradas, alguna sonrisa, porque las grandes jugadoras saben sonreír ante los retos. No se consigue romper el partido en los parciales. Linares trabaja lo suyo y no baja los brazos. Ojo con los tiros libres: podemos. Nuevo estrechamiento de marcador . Triplazo de Carmen. 59 a 34.

Y sin confianzas para el último período, las faltas pueden ser trascendentes. Parciales que invitan a la tranquilidad pero sin asomos de relajación. El rival impone respeto, cualquier guiño a la confianza es contestado por el trabajador equipo de Linares. Problemas de faltas que condicionan nuestra intensidad defensiva, todo es resuelto con madurez asombrosa por unas niñas que parecen jugadores de la NBA por su concentración y calidad.

DEPORTE EN ESTADO PURO. GRACIAS LEONCITAS, GRACIAS LINARES. EL PRESENTE ES YA VUESTRO. SEGUIMOS. Y MAÑANA MÁS


No hay comentarios:

Publicar un comentario